El virus del papiloma humano (VPH)

¿Qué es el VPH?

La denominación VPH corresponde a las siglas de Virus del Papiloma Humano, del que existen más de 100 tipos diferentes. Algunos de ellos ocasionan verrugas o papilomas benignos en las manos o pies o provocan tumores en la garganta o en el área genital. Otros, más de 40 tipos, afectan al área genital y anal. De ellos, unos 15 se pueden relacionar con cáncer en el área genital; son los que llamamos oncogénicos o de alto riesgo.

¿Cómo se contagia el VPH?

La infección por VPH es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente; se calcula que el 90% de mujeres sexualmente activas estarán en contacto con el virus en algún momento de su vida a través del coito; pero no se puede determinar en qué momento se produce. En la mayoría de los casos la infección se resuelve de manera espontánea al año del contagio y pasa totalmente inadvertida.

¿Cuáles son los factores de riesgo del VPH?

Cuanto más temprano se inicien las relaciones sexuales más riesgo de contagio existe, así como cuantas más parejas sexuales se tengan o si las relaciones se mantienen con varones que han tenido múltiples parejas.

¿Cómo se previene la infección por el VPH?

Aunque los preservativos no garantizan una protección total frente al virus, su uso se relaciona con una tasa menor de cáncer cervical. En cualquier caso, el preservativo es una muy buena protección frente a otras enfermedades de transmisión sexual. En la actualidad existen VACUNAS para la prevención de la infección de unas variedades determinadas de virus. Estas protegen contra los tipos 16 y 18, virus “de alto riesgo”, relacionados con un 70% de los cánceres cervicales y contra los tipos 6 y 11 que se relacionan con las verrugas genitales (condilomas).

 Vacuna del vph

Vacuna del vph

¿La vacuna elimina por completo el riesgo de contraer el VPH?

NO. Estas vacunas sólo son efectivas frente a determinadas variedades de VPH (8, 11,16 y18), pero no frente a otros virus también con capacidad oncogénica, aunque sean menos frecuentes. Por ello es importante que las mujeres vacunadas continúen realizando sus revisiones para prevenir el cáncer cervical. Además la duración de la inmunidad (protección) aún no se conoce con exactitud y puede variar según los individuos. Se están realizando estudios para determinar si se precisarán o no dosis de recuerdo posteriores a las 3 dosis iniciales.

¿Si me infecto tendré cáncer?

No; no todas las personas que se infectan por VPH de alto riesgo van a presentar un cáncer. Existen unos factores que facilitan la progresión de una infección por VPH a una lesión de mayor severidad, entre ellos la variedad del virus por la que uno se ha contagiado, la predisposición individual de cada persona y su capacidad de generar una respuesta inmunitaria, el consumo de tabaco, la inmunodepresión o la coincidencia del VPH con alguna otra enfermedad de transmisión sexual.

¿Cómo se diagnostica el VPH?

El diagnóstico de una infección por HPV consiste en el diagnóstico de una lesión causada por éste en el cuello uterino.

Para ello, es importante acudir al ginecólogo para que realice una revisión que incluya una citología o test de Papanicolau, la técnica validada para el cribado del cáncer de cérvix.

¿Cómo se trata el VPH?

El virus no tiene tratamiento. Lo que se ha de hacer es tratar las lesiones causadas por este virus y luego hacerle un seguimiento para asegurarse que el sistema inmune propio de la persona elimine este virus.