El “milagrito” de una adopción de embriones

Estamos emocionados con la eco 3D de nuestra niña. Aún no decidimos el nombre, por ahora le llamamos “el milagrito de IM”. Costó mucho sacarle la cara porque no dejaba de moverse, pero ahí está. El embarazo sigue muy bien, sin complicaciones, el martes cumplo la semana 33.

Nunca os agradeceremos suficientemente todo lo que hicisteis por nosotros, lo sencillo y agradable que fue todo, aún nos parece un milagro. A mí ya se me olvidó hasta que mi bebé viene de una adopción de embriones y ¡me parece mentira que haya estado congelada!

Muchas gracias y un abrazo.

(Madrid, agosto 2014)