El consumo de marihuana influye en la capacidad reproductiva del hombre (12/04/16)

Pocos estudios han investigado la relación entre marihuana y reproducción masculina. Sin embargo, un reciente estudio danés investigó la asociación entre el consumo de esta droga, la calidad de semen y los niveles de hormonas reproductivas

Pocos estudios han investigado la relación entre marihuana y reproducción masculina. Sin embargo, un reciente estudio danés investigó la asociación entre el consumo de esta droga, la calidad de semen y los niveles de hormonas reproductivas.

El trabajo incluyó a 1.215 hombres jóvenes y sanos, con una edad media de 19.1 años, que asistieron a un examen médico obligatorio para determinar su aptitud para el servicio militar. La calidad del semen y los niveles de hormonas reproductivas se compararon entre los que consumían y los que no consumían marihuana.

El 45,4% de ellos había consumido marihuana durante los últimos 3 meses, y el 61% de ellos fumaba menos de una vez por semana. La concentración, el recuento total, el porcentaje de móviles, y el porcentaje de espermatozoides morfológicamente normales fueron más bajos entre los que fumaban más de una vez a la semana.

Esta frecuencia semanal de consumo de marihuana se asoció con una concentración espermática 28% más baja y un recuento total de espermatozoides 29% más bajo de lo normal. Si además este consumo se combinaba con el abuso de otras drogas recreativas (anfetaminas, éxtasis, cocaína, etc.), la concentración de espermatozoides se reducía en un 52%. Además, el uso de marihuana se asoció con un aumento de la testosterona.

Los mecanismos biológicos por los que la marihuana afecta a la calidad del semen y los niveles hormonales no son del todo conocidos. Sin embargo, según el Dr. Ferran García (director de Andrología de Institut Marquès), “se ha demostrado que el tetrahidrocannabinol (THC), componente activo de la marihuana, posee receptores a nivel del cerebro, de la hipófisis (glándula que produce, entre otras, las hormonas reproductivas), testículo, conducto deferente (vía de excreción de los espermatozoides desde el testículo) y en los mismos espermatozoides. Esto hace posible que la marihuana pueda afectar los niveles hormonales y la espermatogénesis, así como a los espermatozoides”.

Al unirse a estos receptores se produce una disminución de la actividad mitocondrial de las células de espermatogénesis y de los espermatozoides, lo que redunda en una disminución del número y movilidad espermática. Estudios in vitro han demostrado que dosis bajas de THC provocan una hiperactivación de los espermatozoides y que las altas dosis tienen un efecto de inactivación.

Este estudio, el primero que muestra la asociación entre los efectos adversos y la frecuencia de consumo, ayuda a mejorar nuestro conocimiento sobre el efecto de la marihuana, sobre la calidad seminal, así como el incremento de los efectos secundarios cuando el consumo de marihuana se asocia con el abuso de otras drogas recreativas.

La marihuana es la droga recreativa ilícita más utilizada en el mundo occidental, siendo los usuarios predominantemente varones. Se estima que 14,6 millones de jóvenes la consumieron en el último año (el 11,2%). España ocupa el cuarto puesto de la clasificación (con una tasa del 17%), sólo superada por República Checa (18,5%), Dinamarca (17,6%) y Francia (17,5%).