En Institut Marquès hemos reformado nuestra sala de donantes para darle un ambiente más confortable, más cálido y mucho más acogedor. El nuevo espacio pretende transmitir nuestro agradecimiento a las donantes que, con su gesto, hacen posible que otra mujer pueda ser madre

En Institut Marquès disponemos de un banco de óvulos propio que no existiría sino fuera por la generosidad de nuestras donantes. Mujeres que deciden donar sus ovocitos para que otras mujeres pueden cumplir el sueño de ser madres.

Conscientes del valor que tiene esta acción, en Institut Marquès hemos reformado nuestra sala de donantes para darle un ambiente más confortable, más cálido y mucho más acogedor.

El nuevo espacio pretende transmitir sobre todo nuestro agradecimiento a las chicas que deciden realizar este maravilloso gesto. Así, un gran mapamundi en la pared con la palabra “gracias” en diferentes idiomas simboliza la gratitud de tantas y tantas mujeres de diferentes países que han podido convertirse en madres gracias a nuestro programa de Fecundación in Vitro con donación de óvulos.

Para nosotros es un hecho increíble y muy emotivo, y así queremos que se refleje en nuestra nueva sala, donde las chicas que vienen a donar sus ovocitos se esperan para entrar en la consulta, recibir toda la información o iniciar ya el tratamiento para poder donar.

En Institut Marquès valoramos este gesto desde el momento en que una mujer acude a nuestro centro para interesarse por la donación, tenga o no clara la decisión de hacerlo. Es por ello que agradecemos este primer gesto con un obsequio. Porque donar óvulos es donar vida y eso se merece todo nuestro reconocimiento.