La infertilidad, un reto de pareja (14/02/2017)

¿Puede un tratamiento de reproducción asistida afectar a la relación de pareja?  Los expertos aseguran que no tiene por qué ser así, si se dispone de las herramientas adecuadas

¿Puede un tratamiento de reproducción asistida afectar a la relación de pareja? Los expertos aseguran que no tiene por qué ser así, si se dispone de las herramientas adecuadas. Ello incluye afrontar el proceso como un reto, de manera positiva y evitando el sentimiento de víctima. Hay que recordar que la mayoría de las mujeres que reciben tratamiento de esterilidad consiguen ser madres.

En su libro “¡Quiero quedarme embarazada ya!”, la Dra. Marisa López-Teijón afirma que “es importante implicar a la pareja y mantener los hábitos sexuales ya que, si se convierte exclusivamente en una tarea para conseguir el embarazo, puede provocar un bloqueo en el deseo sexual del hombre y causar problemas en la relación de pareja”.

La directora de Institut Marquès cree que “las mujeres se deben tomar el tratamiento como una forma realmente romántica de tener un hijo”. Así, durante el tratamiento es conveniente cuidar la relación de pareja, compartiendo los sentimientos y emociones (negativas y positivas) que se puedan generar en cada momento. Aun así, los expertos recomiendo dedicar sólo unos minutos al día a hablar del tema con la pareja.

Hay otras pautas para tratar de evitar el estrés o tensión del momento que puede afectar a la pareja. Por ejemplo, mantenerse ocupada. Cuando estamos distraídos, el tiempo pasa más rápido y dejamos de focalizar en un solo pensamiento.

Si a pesar de todo a la paciente le cuesta sobrellevar el tema, es recomendable que solicite ayuda psicológica. Las clínicas de primer orden cuentan con especialistas que orientarán a la mujer a gestionar sus emociones durante el proceso de reproducción asistida.