Las mujeres se deciden demasiado tarde a vitrificar sus óvulos (04/02/2017)

En Institut Marquès ofrecemos y orientamos a nuestras pacientes sobre la posibilidad de vitrificar óvulos para preservar su fertilidad si aún no tiene decidido ser madre. Según una encuesta, las mujeres que se deciden por esta técnica lo hace demasiado tarde 

En Institut Marquès ofrecemos y orientamos a nuestras pacientes sobre la posibilidad de vitrificar óvulos para preservar su fertilidad si aún no tiene decidido ser madre.

En un encuentro científico celebrado en Bruselas, hemos presentado los resultados de una encuesta entre pacientes sobre el conocimiento de esta técnica.

Una de las conclusiones de este estudio es que la vitrificación de óvulos es cada vez más conocida entre las mujeres en edad reproductiva. Aun así, todavía pocas mujeres se muestran dispuestas a recurrir a este procedimiento y  muchas lo harían demasiado tarde.

La encuesta de Institut Marquès, en el que participaron 200 mujeres, se llevó a cabo en 2015 y se dirigió a pacientes de entre 18 y 40 años que acudían a las consultas de ginecología del centro (el 80% tenía entre 30 y 39 años).

Del total de la muestra final, el 67% de las pacientes habían oído hablar de la vitrificación de ovocitos, pero sólo el 16,5% afirmaron que se plantearían recurrir a esta técnica.

La Dra. Federica Moffa, ginecóloga de Institut Marquès experta en reproducción asistida, cree que “es importante encontrar fórmulas eficaces para informar convenientemente a las mujeres sobre la vitrificación de óvulos, y especialmente sobre la edad ideal para hacerlo”.

La vitrificación de ovocitos permite a las mujeres que han decidido posponer la maternidad disponer de óvulos propios más “jóvenes” que han sido congelados unos años antes. En la encuesta de Institut Marquès el 50% declararon que congelarían sus óvulos entre los 35 y 40 años. Este dato muestra que aún existe cierto desconocimiento sobre las indicaciones de este procedimiento. De hecho, los especialistas recomiendan vitrificar los ovocitos antes de los 37 años, pero la realidad es que la media de edad de las mujeres que actualmente solicitan esta técnica es de 39,5 años.

El 64,3% de las mujeres entrevistadas no tenían descendencia, a pesar de que todas ellas (el 100 %) deseaban tener hijos en el futuro.

Con el paso del tiempo la fertilidad de la mujer se reduce considerablemente y debido al envejecimiento de los ovarios, no sólo es más difícil conseguir un embarazo sino que, una vez éste se produce, hay menos posibilidades de que nazca un niño sano.

La edad biológica más adecuada para tener hijos es de los 20 a los 30 años. En una mujer sana de menos de 35 años, las posibilidades de embarazo mensuales con un semen normal y coitos regulares son aproximadamente del 20% y en una mujer de 40 años, del 5%. Por eso, lo ideal es vitrificar los óvulos entre los 30 y los 36 años.