El método ROPA

Para mujeres que tienen como pareja a otra mujer también hay diferentes maneras de vivir la maternidad y, aunque la ley varíe de país a país, la reproducción asistida es una de las opciones más seguras y comunes para el colectivo lésbico.

Las técnicas más extendidas son la Inseminación artificial con semen de donante (IAD) y la Fecundación In Vitro (FIV) con donación de semen. Estas técnicas las realizamos a diario en Institut Marqués, no sólo para parejas de lesbianas sino también para mujeres solteras, ya que junto con otras técnicas como la FIV con donación de óvulos y semen y la Adopción de Embriones, son tratamientos indicados para ambos grupos.

Una opción diferente, menos conocida por su novedad y por el hecho de que únicamente se realiza y es legal en pocos países, es la técnica ROPA, también conocida como Maternidad Compartida (“ROPA” es la abreviación de “Recepción de Ovocitos de la Pareja”). El método ROPA se ha convertido en una elección cada vez más popular entre lesbianas. Como su nombre indica, la principal característica de esta técnica es que el tratamiento de FIV se comparte entre ambas mujeres: una de ellas se somete a la estimulación ovárica y aporta los ovocitos. Éstos se obtienen mediante punción ovárica y son fecundados con semen de donante procedente del banco de semen de la misma manera que en una FIV corriente, con la única diferencia que los embriones se transferirán al útero de la otra mujer, que gestará el embarazo y dará a luz. De esta manera, las dos mujeres participan activamente en traer al mundo a su hijo, siendo ambas sus madres biológicas: la primera como madre genética y la segunda como madre gestante.

En España las parejas homosexuales tienen los mismos derechos que las parejas heterosexuales, y desde el 2005 se permiten el matrimonio y la adopción para todas las personas con independencia de sexo u orientación sexual. Por otro lado, la donación es anónima en España por ley. Por eso, la Ley de la Reproducción Asistida 14/2006 fue modificada para reconocer específicamente que ambas madres son progenitoras del niño nacido gracias a técnicas de reproducción asistida, tanto si han llevado el tratamiento por razones médicas o por elección, y esto último hace que esta donación de óvulos no anónima sea una excepción legal en el caso de parejas lesbianas.

Pide-una-cita