Después de todo…, tenía que ser ella

Hola, Doctora López-Teijón:
Gracias a tu gran profesionalidad me ayudaste a salir del bloqueo mental en el que me encontraba y decidimos optar por la donación de embriones ya congelados. Aunque el primer intento fue fallido, en el segundo lo conseguimos. A día de hoy ha resultado ser la mejor decisión y el mejor regalo de mi vida. Así que estoy súper agradecida, muy feliz y me acuerdo y entiendo muy bien ahora tus palabras cuando miro a mi bebé: “después de todo…, tenía que ser ella”.
Me hace mucha ilusión decirte que mi estrellita nació el día 2 de diciembre de 2019, se llama Carla y es una niña preciosa.
Un fuerte abrazo,

Ana y Javier
(Barcelona, febrero 2020)