Mejor que todo el oro del mundo

Me siento en la obligación de escribir este mensaje por dos motivos: dar las gracias a la clínica y tratar de mandar un mensaje de esperanza.
Todavía me recuerdo a mí misma leyendo día tras día el blog de la Dra. López Teijón y los testimonios de otra gente que había logrado tener un bebé. Era como una necesidad para mí, me daba esperanza y me emocionaba pensando que yo algún día también pudiera lograrlo.

Quienes nos ha tocado pelear esta batalla sabemos que es demasiado larga y dura (10 años en nuestro caso y 10 intentos entre inseminaciones, FIV y transferencias de congelados).

Para nosotros fue fundamental SER POSITIVOS, PACIENTES Y ESTAR CONVENCIDOS QUE LO LOGRARÍAMOS. También es verdad que llegar a esta forma de pensar nos costó unas cuantas batallas fallidas y encontrar esa luz en el camino que nos guió hasta Institut Marquès.
A nuestro modo de ver existen las clínicas de reproducción asistida e Institut Marquès. Aquí con el trato y su forma de trabajar te curan el alma, ya bastante castigada en la batalla, y como premio consigues un embarazo y un bebé.

Si bien, puede ocurrir que aún estando en el mejor sitio para lograrlo haya todavía que superar ciertas “escaramuzas”. A nosotros nos pasó, conseguíamos embarazos (nunca antes lo habíamos logrado) pero éstos no evolucionaban. La constancia, escuchar a los médicos y ponernos en manos de los mejores nos traería finalmente a nuestro bebé.

Es verdad que los recursos son limitados y a lo largo de esta lucha te hacen plantearte abandonarla, pero mirando a nuestro bebé y recordando el embarazo y parto puedo decir que la inmensa felicidad, paz, amor y tranquilidad que ahora tenemos es mejor que todo el oro del mundo.
Así simplemente decir que se puede conseguir, porque sólo es imposible lo que no se intenta, y que INSTITUT MARQUÈS es la mejor opción para ganar la batalla.

Rosa
Granada, Diciembre 2016