Comer bayas y cítricos puede prevenir la disfunción eréctil (09/02/16)

Científicos norteamericanos han descubierto que el consumo de bayas y cítricos puede reducir el riesgo de aparición de problemas para conseguir y mantener una erección.

Científicos norteamericanos han descubierto que el consumo de bayas y cítricos puede reducir el riesgo de aparición de problemas para conseguir y mantener una erección.

Así se desprende de un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, realizado por investigadores de las Universidades de East Anglia (UEA) y de Harvard, en Estados Unidos.

El estudio examinó si estos alimentos, ricos en flavonoides, podrían ayudar a prevenir la disfunción eréctil mediante la mejora de la salud vascular.

Los investigadores analizaron los datos de 25.096 hombres profesionales de la salud que participaron en el estudio. En concreto se examinó si habían tenido problemas para conseguir una erección y también sus pautas de alimentación.

En el transcurso de 10 años, el 35,6% de los hombres reportaron haber tenido por primera vez problemas de este tipo. Sin embargo, la investigación reveló que los que seguían una dieta rica en flavonoides del tipo antocianinas, flavonas y flavanonas eran menos propensos a experimentar disfunción eréctil.

Bayas y cítricos

“Los mayores beneficios se observaron con las bayas, ricas en antocianinas, seguido de las flavanonas de los cítricos”, explica el Dr. Ferran García, director del servicio de Andrología de Institut Marquès.

Las principales fuentes de antocianinas, flavonas y flavanonas son las fresas, arándanos, moras, uvas, vino tinto, manzanas, peras, cerezas y productos cítricos.

Aunque no hay ensayos clínicos, los datos de laboratorio sugieren que los flavonoides pueden mejorar también la presión arterial, el flujo de sangre y hacer nuestras arterias más flexibles.

Comer más fruta y hacer ejercicio físico

El estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition apoya la recomendación de comer frutas y verduras todos los días como parte de una dieta sana y equilibrada. Además, la investigación también demostró que la combinación de una dieta saludable que contenga variedad de flavonoides y el ejercicio regular tiene un efecto acumulativo.