Georgina, el bebé número 1000 del programa de adopción de embriones

En Institut Marquès estamos de enhorabuena. Ha nacido el bebé número 1000 de nuestro programa internacional de adopción de embriones. Se llama Georgina y nació en febrero de 2017 en el condado de Essex (Inglaterra)

En Institut Marquès estamos de enhorabuena. Ha nacido el bebé número 1000 de nuestro programa internacional de adopción de embriones. Se llama Georgina y nació en febrero de 2017 en el condado de Essex (Inglaterra).

Su madre, Kerry Andersen, se ha acercado con el bebé a nuestra clínica de Barcelona, donde recurrió a la adopción de un embrión. Allí ha saludado al equipo médico que le atendió durante el proceso.

La paciente se ha mostrado muy emocionada: “Lo mejor de mi vida, que era la esperanza de ser madre. Me emociona pensar que mi preciosa hija está aquí gracias al programa de adopción de embriones ya que siento que es una forma muy especial de disfrutar la maternidad. Cuando conocí este programa no dudé ni un momento en adoptar un embrión”

Kerry Andersen, single y comadrona de profesión, decidió recurrir a nuestro programa de adopción de embriones después de haber realizado en otros centros diferentes ciclos de reproducción asistida sin éxito. El embrión que se le impantó llevaba años congelado y procedía del tratamiento de una pareja que no respondió sobre el destino que quería darle y que por tanto quedó bajo custodia de la clínica, tal y como establece la legislación española.

En el año 2004 Institut Marquès puso en marcha esta iniciativa pionera a nivel mundial con el objetivo de dar a estos embriones una oportunidad de vida. El programa ha tenido muy buena respuesta, según la Dra. Marisa López-Teijón, directora de Istitut Marquès: “Desde el inicio la respuesta ha sido emocionante por la aceptación social, el apoyo ofrecido por diferentes colectivos y la ilusión con la que llegan mujeres de todo el mundo para adoptarlos. Cada vez hay menos adopciones internacionales de niños y más adopciones internacionales de embriones.”

Durante los 12 años de vida del programa, pacientes de 124 nacionalidades distintas han acudido a los centros de Institut Marquès. Es la clínica del mundo en el que se realizan más adopciones de embriones.