Institut Marquès ha descubierto que mirar el móvil mejora las tasas de embarazo

Visualizar las imágenes de los embriones a través de Embryomobile incrementa hasta un 11% las tasas de embarazo de las pacientes que se han sometido a un ciclo de fecundación in vitro y a una transferencia embrionaria

¿Sabías que observar tus embriones desde el móvil puede incrementar hasta un 11% las tasas de embarazo? Esta es la conclusión de un estudio científico de Institut Marquès, presentado en varios congresos científicos en Europa, entre ellos el de la Sociedad Francesa de Reproducción (SFR). Éste ha sido premiado como el tercer mejor estudio, poniendo así en valor la labor del equipo médico de Institut Marquès.

Este estudio retrospectivo demuestra que visualizar las imágenes de los embriones a través de Embryomobile incrementa hasta un 11% las tasas de embarazo de las pacientes que se han sometido a un ciclo de fecundación in vitro y a una transferencia embrionaria. Las tasas aumentan en proporción directa al número de veces que se conectan para estar con ellos.

Embryomobile, un ejemplo de transparencia, es una innovadora aplicación que permite a los pacientes ver la evolución de sus propios embriones a través del móvil, en tiempo real y durante las 24 horas, en la incubadora Embryoscope. El seguimiento se puede hacer desde casa o desde cualquier otro lugar, tal y como lo hacen los propios embriólogos, desde el momento de la fecundación y hasta su transferencia al útero materno cinco días después.

Conexión emocional

En la investigación participaron 934 mujeres, que se distribuyeron en cinco grupos, según el número de visualizaciones totales (de 0 a más de 30). Se vio que, a medida que aumentaba el número de veces que observaban sus embriones, lo hacía también el de tasas de embarazo: un 72,3% en quienes superaron las 30 visualizaciones frente al 61% entre las que no los observaron. La mejoría de la receptividad del útero podría explicarse por la conexión emocional de una mujer con sus embriones, si los puede ver diariamente antes de la implantación.

El estudio también revela, por primera vez, el impacto de las emociones sobre el resultado en los tratamientos de reproducción asistida. “Por primera vez hemos encontrado algo que puede hacer la propia paciente para mejorar las tasas de embarazo en los tratamientos de FIV”, revela la doctora Marisa López-Teijón, directora de Institut Marquès.