Ver noticias anteriores

El 89% de las pacientes evaluadas por la Unidad especializada en Consejo Reproductivo para pacientes Oncológicas de Institut Marquès son aptas para iniciar un tratamiento para tener un hijo

Hemos logrado que siete de cada diez pacientes oncológicas hayan sido madres en menos de dos años sin aumentar el riesgo de que el cáncer se reproduzca

La posibilidad de ser madre no se valora en la mayoría de las mujeres que han sufrido un cáncer y se han sometido a un tratamiento oncológico para afrontarlo. Sin embargo, esta opción es una realidad, según los datos de los estudios que hemos realizado con más de 100 pacientes. En Institut Marquès disponemos de una Unidad especializada en Consejo Reproductivo para pacientes oncológicas cuyo objetivo es orientar a las mujeres que han sufrido un cáncer sobre sus posibilidades de ser madre tras superar la enfermedad. En el día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Mama queremos recordarles que sí es posible ser madre después del cáncer.

Cada vez más mujeres que han superado un cáncer acuden a nuestra Unidad especializada en Consejo Reproductivo “Muchas podrán tener un hijo si ya han finalizado con éxito el tratamiento de quimioterapia, radioterapia o cirugía, pero es imprescindible que su caso sea estudiado por un equipo multidisciplinar como el nuestro. Solo así podemos afirmar que ser madre después de un cáncer es seguro”, afirma el doctor Álex García-Faura, Director Científico de Institut Marquès y de la Unidad especializada en oncología y reproducción de este centro.

Un embarazo sin riesgos: 7 de cada 10 lo consiguen

Los datos son muy alentadores: el 89% de las pacientes evaluadas son aptas para iniciar un proceso reproductivo. Además, el 82% de estas han conseguido un embarazo mediante diferentes tratamientos y 7 de cada 10 han sido madres en menos de dos años desde que realizaron la consulta. Todas ellas siguen sanas. “La experiencia de Institut Marquès demuestra que, si la evaluación previa lo aprueba, los riesgos son simplemente los del embarazo”, asegura el Dr. Álex García-Faura.

Los tratamientos que han seguido quienes han superado un cáncer para ser madres han sido: donación de óvulos (el 84%), fecundación in vitro (3’9%) y donación de embriones (11’7%). Solo el 10% de las mujeres que iniciaron un tratamiento reproductivo habían vitrificado sus óvulos antes del tratamiento oncológico.

La media de edad de estas pacientes es de 40 años, y el tipo de cáncer más común es el de mama (35%), seguido de hematológicos, como leucemia o linfoma (29%), y el de ovario (14%).

Otros datos significativos revelan que, cuando una de estas mujeres solicita consejo para ser madre, han transcurrido una media de 8 años desde que se les diagnosticó el cáncer.

Institut Marquès colabora con Baby Beatles, una asociación creada para ayudar a mujeres que han vivido un cáncer de mama a convertirse en madres.