Sharon Corr se reencuentra con la más joven de sus fans

La artista irlandesa Sharon Corr conoció hace unos días a Alison, uno de los bebés que se desarrollaba en las incubadoras de Institut Marquès durante el concierto para embriones que protagonizó junto a Álex Ubago hace un año y medio

La artista irlandesa Sharon Corr conoció hace unos días a Alison, uno de los bebés que se desarrollaba en las incubadoras de Institut Marquès durante el concierto para embriones que protagonizó junto a Álex Ubago hace un año y medio. El encuentro fue muy emotivo, y la violinista pudo cantar por segunda vez a la pequeña. Los padres de los bebés que estuvieron presentes en el concierto de embriones constatan el apego a la música en los primeros meses de vida de sus hijos y el efecto calmante que les transmite.

“Conocer a los bebés nacidos de estos embriones sería precioso, me haría mucha ilusión”. Eran las palabras pronunciadas por la célebre violinista de The Corrs, Sharon Corr, hace escasamente un año y medio, cuando ella y Alex Ubago celebraron en los laboratorios del Institut Marquès un concierto conjunto para una audiencia inusual: cientos de embriones que entonces se desarrollaban en sus incubadoras.

En ocasiones, los sueños se cumplen: El tiempo ha pasado y muchos de aquellos embriones son hoy sanísimos bebés con varios meses de vida, de nacionalidades variadas: irlandeses, españoles, italianos, ingleses, chinos, rumanos… Y uno de ellos ha tenido el privilegio de repetir encuentro, esta vez en persona. Se trata de Alison, una niña de casi nueve meses que vive en Valencia. Sus padres han viajado a Madrid para presentársela a Sharon Corr, quien se ha mostrado entusiasmada: “Ha sido un momento muy especial. Para mí cantar a los embriones fue una experiencia mágica, formar parte de la vida de estos niños desde antes de su nacimiento supuso un honor. La música nos une y es la mejor forma para comunicarnos. He sentido una conexión especial cuando he podido coger a Alison en brazos.”

Música también durante el embarazo

A los padres de las criaturas nacidas tras aquel concierto no les ha extrañado en absoluto el apego a la música demostrado por sus bebés coincidiendo con sus primeros pasos. También en el caso de Alison; su madre, Alina, afirma que “le encanta que le cantemos. Si no lo hacemos nosotros, canta ella sola ¡y aún no tiene ni nueve meses! Aplaude, baila y se comunica muy bien, incluso intenta pronunciar algunas palabras, algo muy precoz para su edad”.

Hay casos en los que las piezas musicales que escucharon durante el embarazo tienen un efecto calmante que detiene fulminantemente rabietas y berrinches. Muchos de ellos siguieron poniéndoles música a sus bebés durante la gestación utilizando Babypod, un pequeño altavoz intravaginal “Sharon Corr será sin duda una de sus cantantes preferidas cuando crezca” aseguran.

Un concierto inolvidable

Institut Marquès, centro de referencia mundial en reproducción asistida, acogió a mediados de 2018 en su laboratorio de Barcelona el último de sus conciertos en directo para embriones. Fueron Sharon Corr y Alex Ubago quienes actuaron en rigurosa exclusiva para los cientos de embriones que crecían en las incubadoras, no solo del centro barcelonés sino, gracias al streaming, también del resto de sus sedes (Clane, en Irlanda, y Villa Salaria, en Roma). La pequeña Alison era uno de ellos.

Los estudios de Institut Marquès demuestran que las vibraciones musicales aumentan un 5% la tasa de fecundación de los ciclos de FIV y mejoran el desarrollo embrionario. Por este motivo, el centro ha creado un método innovador que incluye la incorporación de música en todas las incubadoras de embriones.

La directora de Institut Marquès, la Dra. Marisa Lopez-Teijón, explica que “la música es la forma de comunicación más ancestral entre los humanos, la comunicación mediante sonidos, gestos y bailes precedió al lenguaje hablado. El primer lenguaje fue musical más que verbal, y lo sigue siendo; instintivamente seguimos hablándoles a los bebés con tono alto y melodía porque sabemos que es como mejor nos entienden”.

Los conciertos para embriones de Institut Marquès, únicos en el mundo, se enmarcan en los trabajos que ha llevado a cabo el centro sobre los beneficios de la música en el desarrollo embrionario y fetal. Dichas investigaciones fueron reconocidas en la Universidad de Harvard con el Ig Nobel de Medicina en el campo de la Obstetricia, galardón que supuso un reconocimiento a la labor de investigación, desarrollo e innovación de Institut Marquès para mejorar sus tratamientos.