La unidad de abortos de repetición

Institut Marqués, pionero en el estudio y tratamiento de los abortos de repetición, ha desarrollado pruebas específicas que permiten llegar al diagnóstico de su causa en la mayoría de los casos y solucionarlos.

Esta unidad está orientada al diagnóstico y tratamiento de los pacientes que han tenido pérdida de 2 o más embarazos de menos de 12 semanas.

Dispone de los medios diagnósticos y terapéuticos más avanzados entre los que se encuentran el estudio de la división espermática a nivel testicular, el análisis genético de los espermatozoides o el análisis de todos los cromosomas de los embriones (Diagnóstico Genético Preimplantacional).

Hay que tener en cuenta que el 60% de los abortos de repetición son de causa genética.

Los abortos pueden ser debidos a diferentes causas.

Gracias a los avances en las técnicas de reproducción asistida  se puede actualmente tener una información más completa de algunas de las causas de abortos hasta ahora poco conocidas por el ginecólogo no especializado en este tema.

Las pruebas clásicas de estudio se orientan a descartar el origen hormonal, infeccioso, anatómico e inmunológico  , pero con frecuencia ( aproximadamente 50% de los casos) no se llega a un diagnóstico  de certeza y la paciente vuelve a quedarse embarazada y a repetirse el embarazo no evolutivo.

Cuando una paciente ha tenido dos abortos o mas y no se ha diagnosticado y tratado el problema,  las probabilidades  de que se repita son elevadas y se incrementan en proporción directa con el número de abortos previos.

Hoy en día disponemos  de otras pruebas que van encaminadas al estudio del propio embrión y de la capacidad de la mujer para permitir la implantación y que el embarazo llegue  a término.

Con frecuencia estas causas de aborto son las mismas que provocan fallos repetidos en la fecundación in vitro y tienen por tanto que estudiarse y tratarse de forma similar.

Además del problema médico, la mujer que ha tenido abortos se enfrenta a una situación emocional francamente difícil.

Al sentimiento de frustración se une el tener que comunicarlo a sus familia y amigos y el miedo a que se repita de nuevo.

La ilusión  de tener un hijo se enfrenta a la posibilidad  de un nuevo fracaso y vive esa situación con una gran incertidumbre y ansiedad. El apoyo psicológico ofrecido por especialistas en el tema es fundamental para mejorar los resultados.